Donde los árboles cantan - Laura Gallego GarcíaDonde los árboles cantan
Autora: Laura Gallego García
Editorial: SM de Ediciones

Viana, la única hija del duque de Rocagrís, está prometida al joven Robian de Castelmar desde que ambos eran niños. Los dos se aman y se casarán en primavera. Sin embargo, durante los festejos del solsticio de invierno, un arisco montaraz advierte al rey de Nortia y sus caballeros de la amenaza de los bárbaros de las estepas... y tanto Robian como el duque se ven obligados a marchar a la guerra. En tales circunstancias, una doncella como Viana no puede hacer otra cosa que esperar su regreso... y, tal vez, prestar atención a las leyendas que se cuentan sobre el Gran Bosque... el lugar donde los árboles cantan.
 
....

Está escrito en segunda persona. La historia es contada por un narrador. El título "Donde los árboles cantan" crea un ambiente adecuado con la historia, además que llama mucho la atención a leerlo. Está organizado en capítulos, cada uno llamado por un número y contienen una pequeña frase explicando el contenido del capítulo. La historia es contada cronológicamente y utiliza un lenguaje formal. 

La historia se sitúa a la época medieval, a las princesas, los caballeros, brujos, seres misteriosos y demás. La protagonista se llama Viana, una doncella hija del duque de Rocagris habituada a su vida en el castillo; hasta que un día durante un banquete que ofrecen en el reino entra un caballero desconocido por ella y advierte de la llegada de los bárbaros, pero deciden no hacerle caso y seguir con el festín. Los bárbaros llegan antes de los esperado y todos los caballeros tuvieran títulos nobiliarios o no tendrían que participar, mientras las doncellas se tenían que quedar en sus respectivos castillos junto con los criados. Para la sorpresa de Viana los caballeros no logran derrotar a los bárbaros y desde ese momento todo cambiará por completo. Tras el triunfo de los bárbaros, Viana tiene que aprender a valerse por sí misma, a luchar, cazar, pelear y olvidarse de cómo era su vida de doncella. Para ello cuenta con el apoyo de la persona que menos esperaba...Lobo. Después de un largo camino de sucesos conoce a Uri, sin saber que su futuro y el de Nortia dependerán de su secreto. 

Cuando empecé a leer el libro no me gustó para nada, me aburría con facilidad y tenía que esforzarme en leer diario al menos un capítulo. Pero después del planteamiento de la historia y que todo empieza a desembocar en conflicto es cuando me empezó a entusiasmar el libro. Creía que era una historia totalmente romántica y no lo fue. 

Es una historia de aventura y de magia, donde la valentía y el honor se hacen presentes. Llegué a encontrarle un estilo familiar al de El violín negro

La protagonista trata de conseguir su objetivo con la ayuda de un amigo y en eso conoce a un chico misterioso del que se enamora y luego resulta que el chico misterioso no es un humano y que guarda un gran secreto. 

Al final me terminó gustando mucho la historia y en cada capítulo la historia daba un giro totalmente y me sorprendía aún más. Y aunque Viana logró su objetivo, el final no termina con un "y el príncipe y la princesa fueron felices por siempre"

El final fue muy original y conmovedor e incluso también me sorprendió la llegada de Oki, uno de los personajes que jamás creí tan importante en la historia. No es la típica historia de un cuento de hadas con el príncipe valiente y la princesa en apuros, es totalmente opuesta. El libro no pudo haber sido mejor. 

Es una historia bien planteada y organizada, no deja ningún cabo suelto. Qué bueno que lo seguí leyendo y por supuesto que les recomiendo que lo lean porque como ya dije es algo lento al principio, pero después se vuelve sumamente interesante. 

Ahora cada vez que vea un árbol me detendré a escuchar si canta ;)



Laura Gallego García

Sobre la autora
Estudio Filología Hispánica, especializándose en literatura medieval. Consiguió su primera publicación y su primer premio de literatura juvenil (Barco de Vapor) con la novela Finis Mundi en el año 1998. En el año 2001 volvió a ganar el premio Barco de Vapor con su obra La leyenda del rey errante.