Reseña: Las batallas en el desierto - José Emilio Pacheco
Las batallas en el desierto
Autor: José Emilio Pacheco
Editorial: Editorial Era


Amazon / Goodreads
Historia de un amor imposible, narración de un terror cotidiano que los protagonistas preferirían creer que se trata de algo fantasmagórico, Las batallas en el desierto es una magistral novela breve que involucra otros aspectos como la corrupción social y política, el inicio del México moderno y la desaparición del país tradicional, el testimonio de las transformaciones de nuestras vidas y nuestra historia, y el rescate de las memorias individuales y colectivas de una ciudad a la que José Emilio Pacheco ama profundamente, pero recrea sin nostalgia y denuncia de manera implacable.

....


Las batallas en el desierto es una novela escrita por José Emilio Pacheco. Está escrita en primera persona, es narrada por Carlos, el protagonista.  El título del libro hace referencia al patio de juegos de la escuela a la que van Carlos y su amigo Jim. Este libro lo leí  cuando estaba en secundaria en clase de español y recuerdo que a todos nos había gustado mucho.  El libro está dividido en  capítulos, cada capítulo es nombrado con  una frase y un número. La historia es contada cronológicamente. El autor utiliza un estilo informal. Es un libro muy recomendable y fácil de leer. Va dirigido a un público adolescente y adulto debido a algunos temas relacionados con el sexo. La historia trata sobre Carlos, un niño común que vive en la Ciudad de México.  El México que conoce Carlos está cambiando, los productos, la moda y la comida ya no son nacionales y las personas comienzan a hablar inglés. Carlos junto con sus amigos Jim, Rosales y Toru asisten a la misma escuela, ahí se llevan a cabo varias batallas como la que había entre árabes y judíos. La vida de Carlos cambia cuando va a comer a casa Jim, ahí se encuentra con Mariana, la mamá de Jim. Carlos nunca se había sentido tan enamorado como esa primera vez. Las tortas de nata, los platos voladores,  el jabón en barra y las historias de un portero se pierden abriendo paso a un México moderno. Pero los recuerdos permanecen…

“Por alto está el cielo en el mundo, por hondo que sea el mar profundo, no habrá barrera en el mundo que mi amor profundo no rompa por ti.”

Antes de la guerra en el Medioriente el principal deporte de nuestra clase consistía en molestar a Toru. Chino chino japonés: come caca y no me des.[...] Nunca me sumé a las burlas.[...]

final es muy triste y hace ver el cambio como algo malo. Perdón si no cuento mucho de la historia pero cualquier mínimo detalle y creo que les rompería la sorpresa de cómo se va desarrollando la historia. Considero esta historia muy bonita que te deja echar un vistazo a un México perdido entre calles y edificios.  Nos muestra a la familia de aquella época, sus costumbres, la manera de ser y opinar de las mujeres de aquellos años, el cambio y modernización en la industria y lo más importante en la trama, él cómo somos los seres humanos cuando llega el momento de hablar de amor. 


Algo mágico del libro, es que cada año le cambian la edad a Mariana. Al final de mi libro dice que tendría ochenta años, antes había leído otro libro en el que decía sesenta. Me gusta tanto la historia que también ví la película Mariana Mariana, basada en este libro y que fue estrenada en el año de 1987.
Pueden encontrar la película en internet al igual que la canción que escucha Carlos. Léanlo y si al final Mariana tiene una edad diferente, compártanlo con nosotros (:

[…]Romita era un pueblo aparte. Allí acecha el Hombre del Costal, el gran Robachicos. Si vas a Romita, niño, te secuestran, te sacan los ojos, te cortan las manos y la lengua, te ponen a pedir caridad y el Hombre del Costal se queda con todo. De día es un mendigo; de noche un millonario elegantísimo gracias a la explotación de sus víctimas. El miedo de estar cerca de Romita.[…]

José Emilio Pacheco


Sobre el autor
José Emilio Pacheco(México, 1939) Poeta, narrador, ensayista y traductor mexicano, cuya cultura literaria y sensibilidad poética lo convirtieron en uno de los miembros más destacados de la llamada Generación del Medio Siglo.