Reseña: Otra vuelta de tuerca - Henry James
Otra vuelta de tuerca
Autor: Henry James
Editorial: Debolsillo


Amazon / Goodreads

Dos criados han muerto recientemente en circunstancias muy extrañas. Algo respira en el corredor, algo que no está vivo, algo que no debería estar allí… Una institutriz cuida de dos niños en una lúgubre casona victoriana; en la oscuridad, entre cuentos e historias de terror, la línea que separa a la realidad de las pesadillas no parece tan clara. ¿Cuál es el secreto que se oculta entre los muros de la mansión? Para descubrirlo, el autor nos conducirá magistralmente por los vericuetos de una historia plagada de ansiedad y suspenso.
.....

Otra vuelta de tuerca, es una historia corta de suspenso  y actividad paranormal, que invita al lector a fijarse  en el más mínimo detalle. La historia está escrita en primera persona, es narrada por la joven institutriz encargada del cuidado de dos niños, Flora y Miles.

En mi opinión, el título hace referencia al poder de la mente sobre nuestra realidad. ¿Han escuchado la frase “Se le zafó un tornillo”? Hace referencia a las personas consideradas no cuerdas. ¿Y cómo haces para evitar que se caiga un tornillo? Con otra vuelta de tuerca, apretando así el tornillo. No sé si lo estoy explicando bien, pero lo que quiero decir, es que a veces al apretar demasiado también se crea cierta paranoia y eso a su vez locura. Suena extraño, pero eso es lo que sucede aquí.

Decidí leer este libro por su portada e interesante sinopsis, esperaba que diera suficiente miedo como para decidir no leerlo antes de dormir. No fue así. La historia es más de suspenso que de miedo, y el suspenso lo crea el propio lector. Los personajes hablan mucho y dicen poco. Considero que el verdadero secreto está ahí, en la mente del lector. El libro está dividido en capítulos, no es necesario leer el prólogo para entender la historia, ya que nos habla de un grupo de personas interesadas en escuchar de lo sucedido. La historia es contada cronológicamente. El autor utiliza un lenguaje formal.

No va dirigido a un público en especial. Aunque si es recomendado para un lector promedio, ya que es una lectura algo pesada y rebuscada.

La trama es muy buena, ese toque de locura combinado con lo extraño, despierta el interés del lector desde su primera oración.

La historia nos había mantenido alrededor del fuego casi sin respirar, y salvo el gratuito comentario de que era espantosa, como debe serlo toda narración contada a vísperas de Navidad en un viejo caserón, no recuerdo que se pronunciara una palabra hasta que alguien tuvo la ocurrencia de decir que era el único caso que él conocía en que la visión la hubiera tenido un niño.

Lo que no me agradó mucho, fue el final. Aunque esto no significa que sea malo, claro que no. Durante todo el libro, el autor te lleva en una especie de juego mental, en el que no todo lo que lees es cierto; o mejor dicho, no todo lo que lees sucede.  Te hace creer una cosa, y en el último párrafo sucede algo inesperado. Como una melodía que empieza suave y alegre, que empieza a tornarse oscura y lúgubre pero sin perder la armonía de las notas, dejando al final una nota al aire.

Es una lectura diferente e interesante que recomiendo totalmente. Repito que no da nada de miedo, pero si te deja la semillita de la curiosidad por saber más sobre el caso.

Con la colaboración de: Penguin Random House



Sobre el autor
(Nueva York, 1843 - Londres, 1916) Narrador, crítico y dramaturgo estadounidense de obra psicológica y estructuralmente compleja, considerado uno de los grandes maestros de la ficción moderna. Era hermano del filósofo y psicólogo W. James.