Muchas veces he oído a varias personas quejarse del aumento de precios, de la baja calidad de los productos y de lo terrible que es ir al súper porque te dan lo que ellos quieren. Bueno, ¿qué no existe otra opción de compra además de los supermercados? Sí y se llaman mercado, tianguis, bazar y tiendita de la esquina. 


Alternativas para consumir local: hacer la compra


En el mercado y el tianguis, puedes comprar frutas, verduras, legumbres, carne, pescado y especias. En México mínimo hay un tianguis o un mercado andante en cada colonia, sí no es que hay más. Estos tienen precios accesibles y, a diferencia del súper, tú puedes elegir lo que llevas o pedir un corte de carne o pescado en especial y te lo pueden preparar ahí mismo siempre frente a ti para que sea tal cual lo quieres.

Yo llevo más de diez años comprando toda la comida en el mercado fijo de la colonia, por lo que ya conozco a las personas que me atienden y terminamos llevándonos tan bien que me dan a probar de sus novedades o me dan el famoso pilón (es darte un extra de lo que ya llevas o de otro producto). Siempre sé amable y confía en que las personas que trabajan en estos lugares conocen mejor que nadie su mercancía. No dudes en pedirles que te ayuden a elegir o te recomienden algún producto. Saben de lo que hablan.

Sí buscas productos más frescos, naturales y  libres de conservadores, esta es una gran opción.

 Los bazares son una gran opción para comprar accesorios, ropa y otros artículos decorativos. Hay bazares de antigüedades, de segunda mano, de algún tema en especial como de instrumentos musicales, arte y comida. También hay bazares de diseño y PyMES. Estos últimos los recomiendo por experiencia, ya que en estos puedes comprar un montón de cosas de excelente calidad, vanguardistas y sobre todo, ayudar a que estas pequeñas empresas puedan crecer y avanzar. Actualmente hay una gran variedad de bazares que se organizan periódicamente en diferentes lugares del país. Puedes encontrarlos principalmente en redes sociales como Facebook e Instagram. Yo te recomiendo uno: Libre Liebre Bazar.

Antiguamente, cuando pedías referencias para ubicar una dirección, te mencionaban alguna iglesia o cantina. Ahora te mencionan Oxxo, 7 Eleven o una de las ya diferentes cadenas de franquicias similares. ¡Hay una en cada esquina del país! Estas tiendas pasaron de ser sólo tienda de abarrotes a ser bancos, taquilla de boletos, gasolineras, cafetería, heladería, tienda de accesorios electrónicos. ¿Qué fue de la tiendita de la Sra. Consuelo o de Don Pepe? Toda su familia vivía de la tienda y siempre estaban ahí ayudando a limpiar y colocar mercancía. Además, siempre eran muy amables. 

Nos hace falta tomar en cuenta a los que nos rodean y ayudarlos a que sus negocios prosperen. Porque la verdad es que sí a ellos les va bien, a nosotros también. Las cosas mejoran sí ayudas. En lugar de quejarte porque empresas transnacionales roban tu dinero y salud, mejor ocúpate en ser un consumidor responsable y tomar las riendas de tus compras. Y tú, ¿dónde haces la compra?