Cuando salió A tres metros sobre el cielo ahí por el 2011-2012, más o menos, fue tan increíble para mis amigas el que un chico rayara un puente por ti que era una peli que no podía quedarme sin ver. Era la secundaria y Mario Casas nos parecía el chico más guapo que jamás en la vida íbamos a conocer. Más tarde supe de novios y exnovios y me dio miedo terminar como Babi y H. Hoy, a seis o siete años de distancia, me sentí lo suficientemente preparada para leer la trilogía y darle una oportunidad a los verdaderos Babi, Step y Gin para conocer su historia esperando esta vez no tener miedo a dejar ir al amor de mi vida o al contrario, elegir mal a quien darle ese título. Realmente no haré una reseña pero quiero hablar de los primeros dos libros y de lo mucho que me sorprenden algunos de sus lectores.

A tres metros sobre el cielo es una trilogía escrita por el autor italiano Federico Moccia. La historia trata sobre Step, un joven que está bajo juicio por haber atacado a un hombre sin razón aparente alguna. Step realmente tiene una razón pero espera que otra persona, la personas más importante en su vida, lo diga. Enojado y muy decepcionado, reflexiona sobre todo esto mientras anda en su moto cuando ve a una chica guapa como copiloto en un carro con su padre: Babi. Babi es una chica de clase alta, es doña perfecta a ojos de sus padres y asiste a un colegio para señoritas. Por la enorme insistencia de Step y por la bola de amigos que se carga, ambos personajes se enamoran perdidamente el uno del otro. Step es sumamente agresivo y se enoja muy rápido y Babi igualmente es muy enojona pero ella en lugar de agredir prefiere indignarse y culpar a los demás de sus molestias. Todo esto termina siendo un gran problema en la pareja por lo que discuten mucho siempre. -Me estoy saltando a los personajes secundarios y las escenas bonitas y empalagosas para no spoilear mucho. Perdón fans de Step.- El caso es que termina pasando la mayor tragedia de toda la historia, no sólo del libro, y Babi se desentiende de Step y de todos para mejor hacerle caso a su madre y salir con alguien que sí le convenga. Step no puede más con tantas decepciones y pérdidas así que se va a Estados Unidos por un tiempo. Fin del primer libro.



En Tengo ganas de ti, Step vuelve y sigue pensando en Babi en varias ocasiones pero no hace nada por revivir el pasado y buscar a las personas que veía antes de irse. Se inscribe a un gimnasio, se encuentra con unos viejos amigos y lo invitan a cenar. El día de la cena conoce en una gasolinera a Ginevra, una chica fuerte y valiente que tiene corazón tierno. Va con ella a la cena pero no intercambian datos. Después resulta que van a trabajar en el mismo lugar y empiezan a tirarse la onda jugando a que no se gustan ni nada pero se entiende que obvio sí. Al final empiezan a salir, se entiende que son pareja y Gin le dice la frase: 'tengo ganas de ti'. Step a veces sigue pensando en Babi pero no lo dice. Da la casualidad que se reencuentran en una fiesta y nada, después Step tiene que pedirle perdón a Gin por lo ocurrido. Gin se aleja pero Step no quiere perderla así que va a su casa a dejarle un mensaje y de paso llevarse los diarios de toda la vida de Gin. Resultó que Gin siempre supo de Step desde antes que él saliera con Babi y ha estado al pendiente de su vida todo este tiempo, enterándose de todo desde las sombras. Step no vuelve con ella pero se llevan bien y todo. Se la llevan tranquilo. Fin del segundo libro.

Empecemos diciendo que Step no es un dios y que ser una persona agresiva es malo; guardarse cosas, engañar y robar también lo son.Sin embargo, ya que es el protagonista de la historia y el objetivo de Moccia es conseguirle chica, entonces hablemos de ellas. Babi inmaduramente prefirió irse antes que aceptar sus sentimientos por Step y apoyarlo en las buenas y en las muy malas aunque su madre no estuviera de acuerdo. Alejarse de los problemas para fingir que no pasan jamás es una opción pero Babi no supo cómo manejarlo. Se entiende tomando en cuenta su personalidad y la clase de problemas y familia que tiene. Ella está actuando con base en su contexto. No la defiendo, de hecho me cae mal pero entiendo al personaje y creo que Moccia logra mantener a Babi firme a sus orígenes que realmente es lo que siempre le ha importado.

Luego está Ginevra que por más niña linda e independiente que sea, en realidad es pura apariencia. Aquí es donde no entiendo a los lectores de la trilogía... ¿Por qué defienden a Gin? Babi podrá ser muy grosera y cruel pero siempre es honesta y fiel a sí misma. Ginevra buscó cómo gustarle a Step, hacerle creer que no lo conocía de nada y acosarlo a él y a su familia por años. O sea, ¡¿cómo por qué quieren que se quede con ella?! En serio, nadie en su sano juicio puede nombrar a eso amor. Ginevra sólo quiere saber que tuvo lo que nunca creyó que iba a tener, lo inalcanzable para ella. Sólo está obsesionada por alguien que ve como platónico. Lo que realmente es amor es lo que Step siente por Babi. ¿Por qué? Porque es incondicional. No la acosa, no busca que ella vuelva con él, no va a impedir que ella siga con las decisiones que ha tomado para su vida. ¡Step la ama sólo porque sí aunque ella ya no esté físicamente con él! Dejando a un lado la ficción, las personas que han defendido a Gin para que se quede con Step realmente me preocupan. Yo esperé seis años para leer los libros porque sabía que aún no eran para mí. Ahora veo que no es cosa de la edad sino de la madurez emocional y que por eso hay tantos saludos a la mamá de Moccia por parte de lectoras mayores que yo. 

Ojalá hubieran analizado la personalidad y el comportamiento de ambos personajes antes de spoilearnos el tercer libro pero no quería quedarme sin escribir esto para al menos comenzar un debate al respecto o sembrar una semilla de duda en aquellos quienes estén leyendo los libros o siguen enojados por el desenlace del tercer libro.

Considero que Moccia ha mantenido a los personajes fieles a sí mismos, a sus características y a los acontecimientos que van viviendo a lo largo de la historia. Yo sí creo que un buen personaje debe cambiar o al menos reaccionar de alguna manera ante lo que vive y que no permanezca en una eterna adolescencia. Para mí los personajes los ha sabido manejar bien y acepto el final que decidió darle el autor al último libro de su saga. Me aburrí un poco leyéndolos porque las películas sí son bastante similares a la historia original pero a pesar de eso disfruté mucho conocer a Step y sus amigos en lugar de sólo quedarme con H.