Encuentra tiempo para leer a diario

El exceso de pendientes volvió y eso me quitó tiempo para poder seguir haciendo una de las cosas que más amo hacer: leer. Pasé toda la noche pensando en cómo hacerle para leer todos los días sin morir en el intento así que decidí postearlo por si alguien pasaba por las mismas cargas de trabajo que yo. Querida persona, compañera de mucho trabajo y estrés, piensas que no vamos a poder leer en el día. Te quivocas. ¡Vamos a lograrlo!

Encuentra tiempo para leer a diario

Camino a la escuela o el trabajo


Si vas a tu punto de trabajo en uber, autobús, metro o cualquier otro medio de transporte donde no vayas conduciendo tú (obvio) aprovecha para llevarte un buen libro o decide adentrarte al mundo del audiolibro. No te vas a arrepentir.

Mientras esperas a que empiece la clase o reunión


Si había algo que me desesperaba cuando tomaba clases era la impuntualidad de mis compañeros y los profesores que decidían esperar a que llegara al menos la mitad del salón. Había días que perdía más de media hora sin hacer nada, por lo que empecé a llevarme mis libros y revistas de turno para aprovechar esos ratos y leer.

Igual cuando tenía horas libres entre clases o acababa rápido los pendientes de clase, aprovechaba para leer. Todavía lo hago mientras espero que sea la hora de asesorías.

Mientras haces fila (para las tortillas)


Este es muy similar al anterior. El punto es aprovechar esos ratos muertos del día en algo útil y que nos guste más que estar sin hacer nada. Leer hace que la fila se sienta más pequeña y que avanza más rápido. De acuerdo con los científicos de GeekMarloz se puede leer, estar de pie y esperar al mismo tiempo. Está comprobado por la ciencia, aunque usted no lo crea.

Antes de dormir


Yo soy una adicta a estar leyendo noticias, blogs y foros todo el tiempo. El problema es que en la noche ya me duelen los ojos de estar pegada al celular por lo que dos horas antes de dormirme empiezo mi rutina de "agarrar sueñito" en la que ceno ligero y leo hasta que me venza el sueño. En esos ratitos post sueño me da tiempo de leer cerca de cinco capítulos antes de dormir. Es un gran momento para relajarse y disfrutar de un buen libro.

Haz descansos de 10 minutos entre cada actividad y aprovéchalos para leer


Cuando paso mucho tiempo haciendo una misma actividad llega un momento en que ya no puedo dar más ideas, me duele la cabeza y siento que necesito mucha agua. Como en serio es muy incómodo y feo llegar hasta ese punto, ahora hago pausas de 10 minutos y camino o me siento a leer un rato algo totalmente diferente a lo que estaba haciendo. Me permite relajarme, distraerme y pensar en cosas nuevas para la actividad que estaba haciendo. Yo lo considero muy útil cuando quieres ser más productivo.


Varios de ellos ya los he hecho en algún momento u otro, pero nunca he aplicado todos al mismo tiempo. Empezaré a hacerlo desde ahora y les comentaré después cómo me va y si en realidad logré triunfar en la vida como lectora. ¡Qué tengan bonito día, geeks!

0 comments:

Publicar un comentario